SANTUTXU – URITARRA

Primera parte

Salida muy difícil para el equipo, ya que el Santutxu pasa por ser uno de los rivales más complicados de batir en su propio estadio. Tiene un juego muy directo y muy intenso que obliga a estar con los cinco sentidos puestos en todo momento.

La primera parte del Uritarra fue mala. Ya nada más empezar, Urko Vera se plantó solo ante Goiri tras una serie de rechaces en las que los jugadores visitantes no fueron del todo contundentes. Por suerte, Goiri sacó una mano prodigiosa y detuvo el mano a mano.

El dominio local fue evidente. Urko Vera casi hizo el gol del año tras girarse en medio campo y buscar una vaselina por encima de Goiri. El balón dio en el larguero, milagrosamente. Eso sí, en el minuto 36 el delantero bilbaíno acabaría acertando. Duro disparo desde fuera del área que hizo un extraño y engañó al portero de Amorebieta, que reconoció que pudo hacer algo más.

La suerte que fue esquiva a los visitantes en su último partido hizo acto de presencia el domingo a la mañana. Los locales, que únicamente habían tenido una ocasión en un disparo lejano de Las Heras, empataron casi de la nada. Saque de banda largo de Polli, el balón dio 2-3 botes dentro del área y apareció Oiermu para disparar sin pensárselo. Era la última jugada de la primera parte.

1-1 al descanso.

Segunda parte

Se atisbó cierta mejoría al comienzo de la segunda mitad. Pero curiosamente cuando mejor estaban los celestes llegó el segundo tanto local. Centro por banda derecha que dio en Asier Iza y apareció en el área pequeña Jonlo libre de marca para rematar de cabeza a placer. Varapalo para los visitantes, a los que les tocaba remontar.

Fruto de la confianza que les dio el buen juego de la semana pasada, los de Larrabetzu se pusieron el mono de trabajo y comenzaron a jugar como antaño. Las diagonales hacia Markel comenzaron a hacer mucho daño. Y precisamente una brillante jugada del extremo, que jugaba en su barrio, acabó en el empate a 2. Autopase con la rodilla y pase de la muerte a Las Heras, que no perdonó. Los asistentes notaron entonces una bocanada de aire de alivio procedente del corpulento delantero de Portugalete, ya que hacía su primera diana del año.

El gol dio todavía más ánimo a los visitantes. Las Heras aguantó y descargó todos los balones que pudo, Mingo y Ful se hicieron dueños del balón y nuestros extremos fueron dos cuchillos. Y en el minuto 75, llegó el gol de la victoria. Por segunda jornada consecutiva, el Uritarra hizo otro gol a balón parado. Córner botado por Ful a la cabeza de Gatza y el remate de éste fue al segundo palo, donde apareció donde nadie lo esperaba un menudo jugador de Gernika, el más listo de la clase, y empujó el balón a la red para júbilo de la grada visitante. Sí, se trata de Kerman Arriaga. Apenas 3 partidos después de su vuelta tras una larga lesión, iba a dar la victoria a su equipo.

Lo que ocurrió en los últimos 15 minutos apenas se puede contar porque este cronista estuvo al borde del colapso. Córners, faltas y balones colgados por parte del equipo local, un paradón de Goiri y un pitido final del árbitro que sonó mejor que las Cuatro Estaciones de Vivaldi.

2-3 final y a tratar de volver a ganar en casa vs Galdakao.

EGURRE URI!

URITARRA: Goiri, Polli (Lega 46′), Gatza, Leke, Asier Iza, Mingo, Ful, Oiermu (Kerman 67′), Toto (Bilbo 76′), Txeme (Markel 46′), Las Heras (Raúl 76′)